Plataforma de Acción

Fortalecimiento de Oportunidades Económicas

Oakland puede ser una ciudad de oportunidades reales para todos, no sólo para algunos barrios. Si nos levantamos todos para uno, no vamos a dejar a nadie atrás. Demasiadas familias en las planicies están viviendo en el borde de sus sueños, sin buenos empleos o educación para apoyar medios de vida saludable. Las políticas de nuestra ciudad tiene que poner a trabajar a los residentes, apoyar a las escuelas, crecer las pequeñas empresas e invertir en programas para jóvenes que promuevan la igualdad y la sostenibilidad para que todos salguemos adelante.

Garantizar la Salud y Seguridad

Cuando se trata de la salud y la seguridad, estamos todos juntos. Oakland es una ciudad más fuerte cuando tenemos seguridad en las calles, aire limpio, tierra limpia y comida sana. Cuando la seguridad pública no acaba con la violencia en nuestras comunidades, cuando las regulaciones ambientales no logran protegernos, y cuando algunos barrios tienen más tiendas de licor que supermercados, el futuro de los Oakland está en riesgo. Necesitamos políticas que se centran en la prevención de violencia y la prevención de enfermedades, que garantizan un medio ambiente sano y seguro para todos.

Compartir dinero público

Los planes de impuestos, presupuesto y el desarrollo urbano de Oakland deben beneficiar a todos nosotros. Una y otra vez hemos visto las políticas de la ciudad enviar dinero de los impuestos a los barrios ricos, mientras la ciudad continúa apuntando recortes a los servicios y recursos para los barrios en las planicies del Este y Oeste de Oakland. Oakland merece un sentido común para el bien común. Cuando compartimos nuestros recursos de manera justa, cada uno puede conseguir una mejor calidad de escuelas, bibliotecas, centros comunitarios, viviendas asequibles, transporte público confiable, calles y farolas en buen estado, y una oportunidad justa para los pequeños empresarios locales.

Formar una Comunidad Más Fuerte

Para construir un futuro más brillante en Oakland es necesario alimentar los sitios donde se puede vivir, trabajar, jugar, aprender, amar, relajar, festejar, crecer, y tener esperanza juntos. Esto significa honrar la historia de nuestra ciudad y cultivar relaciones de confianza entre los residentes de Oakland- antiguos y nuevos. El gobierno de la Ciudad debe dar prioridad a un desarrollo responsable que impulsa hermosos barrios, bienestar para las familias, parques seguros, excelentes programas después de escuela, el arte y cultura local, y el orgullo de Oakland, sin empujar a la gente hacia afuera. Cualquier cosa menos no es suficiente para el Pueblo!

El ejercicio de la Democracia Local

La historia demuestra que hacemos gran progreso cuando invertimos en una asociación real entre nuestro gobierno y nuestro pueblo. Como una de las ciudades más diversas de la nación, el gobierno de Oakland tiene que trabajar mano a mano con las comunidades para satisfacer todas las necesidades de nuestro pueblo. Oakland necesita una auténtica democracia para decirle a los funcionarios electos, lo que queremos y hacerlos responsables de realizarlo. Debemos tener el voto y las políticas que reflejen nuestra diversidad y una manera fácil en que todos participemos en el proceso de tomar decisiones importantes.

NETWORK